Brahim Díaz jugará con la selección de Marruecos

Brahim Diaz jugará con Marrueco

Lo anunciamos el pasado otoño. El asunto de la internacionalidad de Brahim Díaz iba a traer cola. Y así ha sido. Tras meses de incertidumbre, ayer saltó la noticia de que el jugador del Real Madrid jugará finalmente con Marruecos al no tener certeza de su inclusión en próximas listas del combinado español. 

El seleccionador, Luis De La Fuente, declaró que no había hablado con el madridista, pero le tiró un dardo más que directo. “Hay siempre tres máximas para ser seleccionados: una que pueda jugar en la selección, dos que quiera hacerlo y tres que el seleccionador le seleccione”. Si no habló con él, ¿cómo puede dar a entender que Brahim ya no desea vestir la roja? 

En cualquier caso, cuesta entender que en el futbol actual, dónde los debuts en las selecciones se producen cada vez con menos edad, se deje escapar por la Federación Española la posibilidad de contar con uno de los jóvenes más prometedores de nuestra liga.  

La selección dispone, es innegable, de varias opciones para formar la medular ofensiva del equipo (Lamine Yamal, Nico Williams, Dani Olmo…), pero pierde un jugador diferente. No abundan los peloteros capaces de revolucionar un partido cuando éste se atasca, ni es sencillo dar con media puntas que inventen jugadas de la nada. Eso era precisamente lo que podía aportar el 21 blanco. 

Hace poco, cuando la ausencia de centrales atormentaba a los técnicos de la selección, se dieron los pasos oportunos para la nacionalización del francés de la Real Sociedad, Robin Le Normand. Nadie negó que se habló previamente con él sobre su futura convocatoria con España. 

Marruecos ha sabido esperar su momento y ha apostado por Brahim garantizándole presencia en la Copa África 2025, el Mundial 2026 y el Mundial 2030. El entorno del jugador ha preferido jugar sobre seguro. España pierde una de sus perlas y los africanos ganan un nuevo león para su manada del Atlas. 

Brahim Diaz le dice no a España

Brahim Diaz le dice no a España, se cansó de esperar el llamado que nunca llegó. Marruecos se frota las manos. El malagueño será pieza fundamental en la selección africana.

Comparte nuestros artículos en tus redes sociales.

Compartir esta publicación: