¿Djokovic por qué me hiciste eso?

Cancha US Djokovic

A veces me pregunto ¿Djokovic por qué me hiciste eso? A propósito del anuncio de Roger Federer de su retiro. Mi entrada para la final del Abierto de Tenis de los Estados Unidos 2010, la había adquirido a través de internet.

El tenis a diferencia de otros muchos deportes, no hay certeza de quiénes llegarán a una final, porque ellos se van eliminando de ronda en ronda, hasta alcanzar el cenit de la competencia. Y, menos si adquieres los boletos con meses de antelación. Como era mi caso.

Todo listo para ver a su majestad

Como fanático de Roger Federer, estaba ligando y estaba casi seguro que el suizo, disputaría la final para tener el privilegio de ver jugar a uno de los más grandes de la historia del tenis. Y, uno de los más influyentes en todas las disciplinas deportivas.

Llegué a New York, la indómita ciudad que nunca duerme y yo tampoco. El vuelo aterrizó en el aeropuerto Kennedy, bajo un fuerte palo de agua, el caos en la parada de los famosos taxis amarillo era de pronóstico, todos corrían de un lado a otro, con sus paraguas negros en su mayoría.

Como pude llegué al hotel y justo en la recepción estaban dando uno de los partidos de los cuartos de final del US Open. Roger Federer, se enfrentaba al sueco Robin Soderling.

El suizo se despachó al sueco, en tres corridos sets 6-4.6-4 y 7-5. No me moví de la recepción hasta ver consumada la victoria del objetivo de mi visita a la ciudad de los rascacielos.

Luego a través de internet me enteré que el rival de Federer, en semifinal era el serbio Novak Djokovic. Duelo de gigante, duelo de titanes. Me dije, todo listo para ver a su majestad.

Por aquel entonces Novak (Nole), no había irrumpido de manera salvaje en el tenis. Sin embargo, se metía de manera ladina y desplazaba sigilosamente al británico Andy Murray, un poco al extremo de la mesa de los mejores tenistas del momento. Luego comenzaron a llamarlos el big four, conjuntamente con Federer y Nadal.

Por su parte el español Rafael Nadal, hacía lo propio por la otra llave, logrando merendarse al ruso Mijail Yuzhny, en tres fáciles sets. 6-2,6-3 y 6-4.

El objetivo de mi vista a la ciudad de los rascacielos para ver a la leyenda viviente jugar, al maestro de maestro se acercaba, tal lo planeado.

Roger Federer.

El suizo Roger Federer, en la semifinal del US Open de 2010. Cayó en 5 sets ante Novak Djokovic. Una final pasaba por agua, se tuvo que jugar el día lunes, luego de varias interrupciones. Hoy día esa cancha tiene techo retráctil. Se abre y cierra en minutos.

Sueño truncado

El día de la semifinal entre Federer y Djokovic, me levanté al despuntar el alba, quería visitar el nuevo Yankees Stadium y así lo hice, caminé por las inmediaciones del estadio en pleno corazón del Bronx.

Me puse a ver una partida de basquetbol entre un grupo de chicos en una cancha aledaña, cogí mi tren y me bajé en el corazón de Manhattan, en el famoso Times Square, sitio por excelencia de quienes visitan la Gran Manzana.

El día estaba nublado y oscuro, la lluvia acechaba constantemente, hubo algunos escarceos de tormenta. El bullicio, las pantallas gigantes de neón, mostrando comerciales de las marcas más importantes, los colores abigarrados del entorno y los miles de transeúntes grabándose y tomándose fotos aquí y allá, poses de poses, todos trasegaban por doquier, el humo característico que emanaban de las alcantarillas, propio de la zona. Esto es Times Square y más.

A lo lejos vi un local de la famosa cadena de televisión deportiva “ESPN Zone” así se llamaba (ya no existe allí), un local inmenso. Como pude, convencí al de seguridad y entré. Me senté a un extremo de una barra gigantesca con más de 100 monitores dando los diferentes partidos y deportes.

Hasta en los baños había monitores, mientras, orinabas. Y, también, máquinas de apuestas deportivas. Todo al alcance de la mano.

Visualicé uno donde estaba el juego que se aproximaba, el que me interesaba, el motivo de mi viaje.  El de semifinales del US Open. El duelo de Djokovic ante Federer, en Flushing Meadows, Queen. En la Gran Manzana. Allí estaba ligando al suizo contra viento y marea.

Desafortunadamente el serbio Novak Djokovic, derrotó en 5 peleados sets a Roger Federer, 5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 7-5, Salí del lugar medio escorado por el resultado.

Novak Djokovic.

El serbio Novak Djokovic, venció a Roger Federer en semifinales del US Open. El serbio sólo tenía un título de Grand Slam hasta entonces. Luego, se convirtió en una factoría de ganar grandes premios.

Comenzaron a caer unas gotas de lluvias glaciares y tiernas, que poco a poco se fueron diluyendo. Me fui a una discoteca cercana a pasar mi pena por la derrota de Federer.

Mi sueño truncado de ver a Roger, en vivo se esfumaba, desde ese entonces me reñí y siempre ligué la derrota del serbio Djokovic, jugara con quien jugara. Las heridas que me causó Djokovic, venciendo a mi ídolo, para verlo en la final que planifiqué con fervor, el tiempo las ha cicatrizado. Es decir, ya limamos nuestras asperezas. Somos grandes amigos. Así lo creo.

Claro a veces se me vienen pensamientos existenciales y me pregunto ¿Djokovic por qué me hiciste eso?

Antes de comenzar la final, llovió como si se fueran a caer las nubes y se retrasó el inicio por más de 2 hora, luego se reanudó y comenzó la lluvia a hacer estrago nuevamente. La final fue pospuesta para el día lunes.

La bestia española logró el Us Open

El español Rafael Nadal, se deshizo del serbio Novak Djokovic, en cuatro sets, 6-4, 5-7, 6-4 y 6-2, con este resultado la bestia Rafael Nadal, conquistaba el único Grand Slam, que le faltaba en su vitrina. Fue un año espectacular para el manacorí, logró tres Gran Slams de cuatro que existen.

Djokovic como el ave Fénix

Llegó la temporada del 2011, y hubo una hecatombe y remoción de la capa tectónica del tenis masculino.

El serbio Nole, emergió como el ave Fénix, y conquistó cuánto torneo se aparecía en el camino y no lo ha dejado de hacer hasta el momento. Hasta entonces había logrado un sólo Gran Slam, el Abierto de Australia 2008. El resto es historia harto conocida.

Hoy día tiene 21 Grand Slam y es segundo después de Nadal con 22.

De acuerdo a la edad (menor que Nadal), y sí el físico le acompaña. Djokovic, se convertiría en el mayor ganador de Grand Slams en la historia del tenis.

Federer, gracias por todo lo grande que fuiste para el tenis y el mundo del deporte.

Comparte nuestros artículos en tus redes sociales.

Compartir esta publicación: