Comienza la fiesta del dinero

El jugador de los Nuggets de Denver, el serbio Nikola Jokic, de 27 años, y último ganador del MVP, de la temporada pasada, acaba de firmar la renovación de su contrato a partir de la temporada 2023/24 por la friolera de 264 millones por cinco temporadas.

De esta manera el serbio se convierte en el mejor pagado en la historia del baloncesto, al menos hasta que comience de lleno el mercado de fichajes, ya que, en las últimas ventanas de contrataciones y renovaciones, los dueños de las franquicias no han escatimado en sacar la chequera para retener o hacerse con las grandes estrellas.

Jokic le quedaba un año en su anterior contrato, la de 2022-23, por la que se embolsillará unos 33 millones de dólares.

Antes de la llegada de Jokic, los Denver eran un equipo con más penas que gloria, sin aspiraciones campeoniles, sólo animadores ocasionales.

No han ganado un título en la NBA en toda su historia, y su última mejor actuación fue en 2020, llegando a la final de conferencia del oeste de la mano del serbio. Que juega para la franquicia desde el 2014. Cada vez se acercan más a la lucha por el campeonato.

Jokic, dos veces MVP en las dos últimas campañas, en caso de ejercer la opción el último año de su nuevo contrato en 2028, cobraría alrededor de 60 millones.

Comparte nuestros artículos en tus redes sociales.

Compartir esta publicación: