¿Quién le quita la alegría a los croatas?

luka modric balón de oro

Tantas cosas buenas y novedosas nos dejó el Mundial de Rusia 2018, primera vez que en una competencia de esta naturaleza se utilizaba el VAR, o en otras palabras el Sistema de Vídeo Arbitraje, tan polémico y defenestrado al comienzo, hasta definir una jugada, a la postre penal en la final.

Pero de las cosas realmente buena y gratificante que sucedieron en ese mes de competencia fue la actuación del conjunto croata. Fueron de menos a más, cada vez que tumbaban una potencia.
Los croatas iban avanzando, millones y millones de fanáticos en el mundo se fueron sumando a su causa. Dejaron todo en el terreno de juego, jugaron tres alargue, que no es poca cosa en esas instancia, además, de tandas de penales. 
Nadie rodó más kilómetros y minutos que los balcánicos.  

¡Qué pedazo de Mundial hicieron!

El entrenador Zlatko Dalic, quien logró por vez primera llevar a Croacia a una final no dudó en mandar a casa a Nikola Kalinic, una de las figuras del plantel y atacante del Milan que por capricho se negó a entrar ante Nigeria, cuando ya finalizaba el encuentro, ésta malcriadez del jugador lo privó de disputar una final del mundo. 
¡No muchos mortales pueden darse el lujo de decir que jugaron una final de un Mundial! Pues estos jugadores lo hicieron y de qué manera.

¿Quién le quita la alegría a los croata? creo que nadie, un pequeño país, el más pequeño de las 32 selecciones que participaron en Rusia, que apenas sobrepasa los 4 millones de habitantes y que por el año 1991, decidió separarse de Yugoslavia, siendo la primera en hacerlo, luego vendría, la guerra en los Balcanes, con esto vino el desplazamiento de millones de personas, exterminios, muertes, hambre y podríamos sumar un largo etcétera de abusos y sufrimientos.

La mayoría de estos jugadores crecieron y vivieron bajo el terror de la guerra y la desintegración de la ex Yugoslavia. 
Entre los que sufrieron en carne propia se encuentra Luka Modric, jugador que dejó todo en la cancha. No por casualidad fue nombrado Balón de Oro de la Copa. Bien merecido por él y por su escuadra. Y, acabó con la dictadura que por 10 años se mantuvo entre Messi y Cristiano.

Fueron muchas las penurias que pasaron estos muchachos y aun así se levantaron y siguieron adelante, gracias al talento, trabajo y disciplina, son héroes y orgullo de todo un pueblo, gran parte del mundo se rindió a sus pies.

En la vida, así como en cualquier otra faceta, y más aún en los deportes, los que logran llegar de segundo o también los llamados subcampeones en cualquier disciplina, casi nunca, por no decir nunca son recordados. 
Las miradas y los reflectores están dirigidos a los campeones, no a los segundos, cuando pasa el tiempo esto se afianza más. Sin embargo, en Rusia, para muchos los campeones sentimentales fueron los croatas.

El Mundial de Rusia tuvo un campeón. Francia consiguió su segunda estrella, y Croacia se sentó en la mesa de los grandes del fútbol mundial.

See you soon Qatar 2022.

Comparte nuestros artículos en tus redes sociales.

Compartir esta publicación: